Salud y Covid-19: Las estrategias del Hospital de Melipilla para combatir la pandemia

Han pasado cuatro meses desde la llegada del Covid-19 a Chile, periodo que ha estado marcado por el intenso trabajo desde la salud pública para responder al desafío que significa una pandemia de estas características.

Es así que el Hospital San José de Melipilla debió complejizarse en tiempo record, esfuerzo que se traduce en diferentes estrategias para enfrentar la emergencia sanitaria y así dar respuesta a las necesidades de salud de la provincia.

Una de estas principales medidas fue la creación de la Unidad de Paciente Crítico, a través de la reconversión de camas básicas e intermedias, que dieron paso a 10 camas UCI y 6 camas UTI Covid en el recinto asistencial.

Esto sumado a la capacitación del personal en manejo de paciente agudo y la incorporación de insumos y equipamiento de última generación para aumentar los cupos ventilatorios disponibles.

La creación de la UPC fue una de las medidas de mayor impacto durante la emergencia.

Según el Director (s) del establecimiento, Dr. Óscar Vargas, este trabajo representó un gran esfuerzo por parte del recinto de salud. “Para nosotros la pandemia de Covid significó una tremenda oportunidad y un salto cuali-cuantitativo importante. De no tener una unidad crítica de manejo de pacientes ventilados graves, pasamos a tener una unidad grande y llegamos a tener a 17 pacientes graves conectados a ventilación mecánica.

Eso significó reconvertir todo nuestro hospital en tiempo record, capacitar a nuestra gente, adquirir los recursos necesarios, equipamientos e insumos y empezar. No había tiempo que perder y fue así como rápidamente, en un par de meses logramos implementar una unidad de cuidados intensivos que estuvo a la altura de las circunstancias y permitió salvar muchas vidas de pacientes melipillanos e incluso pacientes de otras comunas que requerían cupos ventilatorios”.

¿Cuál fue el impacto que la pandemia tuvo en el personal de salud?

“Para nuestra gente también fue un desafío, en lo personal porque iban a estar expuestos a contagiarse y llevar el virus a sus hogares. Por lo tanto significó extremar todas las medidas del autocuidado y el uso de los elementos de protección personal.

En segundo lugar significó generar competencias que no teníamos. Generar competencias en el manejo de pacientes graves en unidades muy complejas con equipamiento de última tecnología. Por lo tanto para nuestro personal médico y no médico, desde los choferes de ambulancias, los porteros hasta el jefe de la unidad de paciente crítico significó un tremendo desafío. Y yo siento que nuestros trabajadores, nuestros compañeros de trabajo hoy día no son los mismos que antes”, indicó el directivo.

El personal de salud debió capacitarse especialmente en manejo de paciente agudo.

Pandemia y la vinculación con la comunidad

Para el Director (s) del hospital local, esta emergencia también ha significado un impacto en la comunidad, como los usuarios y los vecinos del hospital visualizan el trabajo de los equipos de salud durante estos difíciles meses de trabajo.

“Siento que hoy día la salud pública de Chile ha sido valorada y en particular siento que nuestro hospital ha sido valorado por el compromiso que cada uno de los trabajadores presentó. No es menor que tuvimos tres trabajadores fallecidos, eso en vez de desmotivar a nuestra gente, fue un motor de impulso para que con más fuerza enfrentáramos este desafío”, explicó.

Disminución de las cifras y el autocuidado

Las cifras en Chile han registrado una leve disminución en las últimas semanas, dando el vamos al plan de desconfinamiento progresivo “Paso a Paso”.

En este sentido el Dr. Vargas señaló que en el Hospital de Melipilla también se ha evidenciado una baja en los contagios. “A la fecha, igual que en muchas partes de Chile, el número de enfermos Covid que están llegando al hospital va disminuyendo.

Lentamente ha ido disminuyendo el número de pacientes graves. Poco a poco vamos a retomar las atenciones; vamos a partir con las cirugías mayores ambulatorias, vamos a partir por algunas especialidades que tengan lista de espera muy antigua.

Por lo tanto el desafío que viene es, paso a paso, ir normalizando nuestro funcionamiento. Sin descuidar lo que tenemos hoy día para enfrentar la pandemia y si hay que tomar una decisión de dar un paso atrás, lo vamos a hacer así.

Las cosas son dinámicas, hay que ir viendo como avanza la curva epidemiológica en Chile y no tengo ninguna duda que todos juntos, nuestro hospital y la comunidad vamos a salir adelante”.

¿Cuál es el llamado a la comunidad para evitar un rebrote de la enfermedad?

“La experiencia mundial ha demostrado que en países que ya prácticamente no tenían casos de Covid positivos hoy día hay nuevos brotes. La historia nos ha mostrado que en todas las pandemias que ha sufrido la humanidad, las curvas son bifásicas. Por lo tanto aquí el llamado es a autocuidarse, a usar mascarilla, usar el distanciamiento social, evitar reuniones masivas y yo creo que eso va a permitir que no tengamos una nueva crisis”, finalizó.

Dr. Óscar Vargas, Director (s) Hospital de Melipilla

Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email