Profesionales del Hospital de Melipilla aconsejan cuidar tu corazón a través de la alimentación

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en nuestro país y representan cerca del 30% del total de las defunciones registradas en Chile.

Según cifras del Ministerio de Salud las patologías asociadas al corazón son la principal causa de mortalidad en hombres mayores de 35 años y en las mujeres mayores de 50 años.

El tabaquismo, una mala alimentación y el sedentarismo, son algunos de los factores de riesgo que pueden gatillar alguna de las principales enfermedades asociadas, la más común: la hipertensión arterial.

Es por eso que con el objetivo de promover estilos de vida saludable y concientizar sobre la gravedad de las enfermedades cardiovasculares, en el mes de agosto se conmemora el “mes del corazón”.

Según Valeria Pizarro, nutricionista del Hospital de Melipilla, la alimentación es clave para evitar el desarrollo de enfermedades al corazón ya que “una mala alimentación puede generar hipertensión, elevados niveles de triglicéridos, de colesterol y la alimentación genera un impacto directo en estos indicadores; por lo tanto, mantener una alimentación saludable y equilibrada va a ayudar a mejorar estos índices”.

La profesional explicó que las guías alimentarias son fundamentales para prevenir enfermedades cardiovasculares, incorporando a la dieta alimentos y productos que permiten proteger el corazón.

“Para poder prevenir alguna enfermedad cardiovascular es importante mantener una alimentación variada y siempre se recomiendan las guías alimentarias. Dentro de estas se recomienda el consumo de Omega 3, que se puede encontrar en pescados, al menos dos veces por semana. Al igual que el consumo de frutas y verduras, incorporando cinco porciones al día entre ambas. Además, el consumo de agua, carnes bajas en grasa y preferir lácteos descremados”, indicó.

Además, los pacientes crónicos deben tener especial atención en su alimentación, lo que incide directamente en una mejor adherencia al tratamiento y reducir los factores de riesgo.

ESTILOS DE VIDA SALUDABLE EN PANDEMIA

Sin duda la pandemia ha tenido un efecto negativo en la mantención de un estilo de vida más saludable. El confinamiento ha significado una reducción en la actividad física y la alteración inevitable de las pautas de alimentación

En este sentido Karen Céspedes, nutricionista del hospital local, entregó algunas recomendaciones para mantenerse activos durante la emergencia.

“Es muy importante mantenerse en movimiento, evitar los momentos de sedentarismo, tratar de buscar alguna actividad física que pueda realizarse en casa. La alimentación siempre acompañada de verduras y frutas, el consumo de agua es importante. Dejar de lado las comidas chatarra o las bebidas azucaradas para así no aumentar de peso y tener el riesgo de padecer alguna patología crónica a larga data”.

Los hábitos saludables y el autocuidado son fundamentales para prevenir las enfermedades cardiovasculares, disminuyendo los factores de riesgo y procurando mantener un corazón más sano.

Karen Céspedes y Valeria Pizarro, nutricionistas del Hospital San José de Melipilla.

Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email